Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 17: Ondas de forma y mediciones de coherencia cardiaca.


El ser humano tiene un cuerpo físico y puede desarrollar dos cuerpos sutiles: el cuerpo electromagnético y el cuerpo gravitacional. El cuerpo electromagnético ha sido ampliamente estudiado por la ciencia moderna a partir del Dr. Kirlian y el bioelectromagnetismo.
El corazón humano emite y recibe ondas electromagnéticas así como lo hace el cerebro y cada una de las glándulas del sistema endocrino.

El Instituto de HeartMath escribió que el “el corazón es un órgano sensorial que actúa como un centro de procesamiento que codifica información y le permite aprender, recordar y hacer decisiones funcionales independientes.” Hace más de veinte años dicho instituto ha estudiado esos fenómenos con mucha precisión. Este biocampo humano emite sus ondas de frecuencia y aparecen reverberaciones en su entorno con la misma lógica que la de la repercusión sonora de ondas en octavación. La primer octava sucede del límite de la piel hasta los 9.25 metros, la segunda octava hasta los 15 metros y la tercera octava hasta los 25.3 metros como lo indica el geobiólogo S. Cardinaux.

En radiestesia comúnmente se utiliza el biometro de Bovis cuyas unidades no corresponden a frecuencias en Hertz sino a Unidades de Bovis (UB). Estas mediciones no son científicas pues hemos hecho muchas pruebas con diferentes radiestesistas expertos y generalmente no coinciden sus lecturas sobre un mismo objeto o lugar. Lo que miden es la compatibilidad de su campo electromagnético con el campo electromagnético del objeto o espacio. Difícilmente pueden medir objetivamente el campo electromagnético. En la ciencia objetiva se han hecho muchos avances para medir el campo electromagnético pero muy pocos para detectar el campo gravitacional. Y con ello no se puede por ahora medir los campos de torsión con aparatos tecnológicos de acceso comercial.

Una posibilidad de ciencia objetiva para ver la relación de un lugar, estimulo o espacio con una persona en particular, sea un visitante o un habitante del mismo, es medir la coherencia cardiaca. Sabemos que la coherencia cardiaca aumenta cuando el estímulo es positivo y disminuye cuando es negativo. Si hay mayor nivel de inclusividad armónica en la coherencia cardiaca y cerebral podemos concluir que ese estimulo beneficia a esa persona en tal momento dado. En radiestesia, es la relación la que podemos evaluar no el objeto en sí.

Las ondas de forma es el término que se le da al conjunto de frecuencias que emite cualquier objeto. La onda de forma es la huella digital electromagnética que tiene cualquier lugar, objeto o persona. Es la huella que deja el objeto al existir e interactuar con las energías de su entorno, pudiendo servir de portadora de información.

El cerebro humano es capaz de sintonizarse con esta huella de vibración e interactuar a distancia, pues sirve como portadora; algunas fuerzas electromagnéticas, magnéticas y gravitaciones pueden incrementar su acción. En la física moderna la onda forma y su interactuación entre una y otras, correspondería a la “resonancia mórfica”, teorías surgidas del trabajo de Rupert Sheldrake y de sus experimentos sobre los campo morfogenético.