Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 24: Resonancia Schumann.


La resonancia Schumann es un conjunto de ondas extremadamente bajas del espectro electromagnético de la Tierra. Es un efecto de resonancia en el sistema tierra-aire-ionósfera, denominado onda transversal-magnética. Vibra en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general, aproximadamente 7,8 Hertz. No es una onda asilada sino un conjunto de ondas que reverberan y tienen armónicos. La frecuencia fundamental aproximada y sus primeros armónicos son 14.1, 20.3, 26.4, 32.4, 39 y 45 Hertz. Estas ondas suceden porque el espacio entre la superficie terrestre y la ionosfera, la capa eléctricamente excitada de la atmosfera que existe entre los 90 y los 500 km de altura, actúa como una guía de onda. Los relámpagos excitan de manera natural esta cavidad e influyen en las redes de transmisión eléctrica que opera con el rango de 60hz ya que este es un sobre tono de la resonancia. Los sobre tonos detectables se extienden hasta el rango de los kHz.

En honor de Winfried Schumann que predijo matemáticamente su existencia en 1952, se le ha dado este nombre. Sin embargo, fue por primera vez observada por Nikola Tesla y formó la base de su esquema para transmisión de energía y comunicaciones inalámbricas. La resonancia Schumann es un flujo de corriente vertical entre el suelo y la ionosfera con +- 1800 Amperes. La resistencia de la atmósfera es de 200 Ohms, su capacidad es de 0.25 faradios, su voltaje potencial variable es de 200,000 a 400.000 Voltios

Pensemos que la atmosfera tiene más de 500 tormentas eléctricas en un momento dado en el mundo y cada una produce de 0.5 a 1 Amper de corriente con un gradiente de voltaje de 200 a 300 Volts cerca de la superficie de la Tierra. Asi podemos ver las resonancias como oleadas casi constantes de ondas electromagnéticas que existen en esta cavidad.
Se ven como ondas en un estanque que no están presentes todo el tiempo, digamos que tienen un efecto de “parpadear”.

La frecuencia de resonancia Schumann no está subiendo de tono, contrario a lo que opina el físico G. Braden, ya que desde hace varias décadas de mediciones científicas ésta se ha mantenido constante. Lo que ha variado son los armónicos que hay entre los picos de las frecuencias y estos tienden a ir hacia la razón áurea. Hay autores como Nickolaenko y Hayakawaque (2014) que han realizado exhaustivas investigaciones y mediciones científicas sobre la resonancia y recopilado información necesaria para saber que las ondas no han escalado su valor de frecuencia sino ajustado sus intervalos. El cerebro humano, funciona en los rangos de frecuencia de 0 a más de 40 Hz y la resonancia Schumann puede alterar el comportamiento de células , tejidos y órganos, niveles hormonales, algunos procesos químicos celulares, inducir el sueño y los estados meditativos, disminuir el nivel de stress, afectar benéficamente los procesos de inmunidad, equilibrar el ritmo cerebral, lentificar las taquicardias, estimular los procesos de aprendizaje, generar un mayor flujo de energía vital.