Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 3: Flor de la Vida y las Unidades Esféricas de Planck.


El patrón de la Flor de la Vida es un símbolo muy bien conocido en la historia de la humanidad. Esencialmente considera ser un símbolo del patrón de la fuente y el origen de la vida porque su patrón se relaciona con la división mitótica celular. Sin importar el nombre que se le dé, este símbolo ha sido encontrado en diferentes culturas alrededor del mundo.

Este es el mismo patrón que emerge cuando las Unidades Esféricas de Planck están tanto cubriendo el volumen como la superficie de un protón. Muchas culturas han usado esta matriz lo que nos indica un conocimiento transoceánico desde la antigüedad. Además este símbolo es la representación bidimensional que nos brinda la solución espacio/tiempo para la gravedad cuántica y la masa/energía de la materia y podría llevar a la humanidad al control de la gravedad y la producción de energía en algunos años.

Mucho se puede decir y especular sobre las culturas alrededor del mundo, incluyendo la egipcia, china y maya sobre las referencias de “dioses del Sol” que vinieron a la Tierra mucho antes de la era moderna, trayendo el conocimiento y la tecnología usada para crear estructuras como las pirámides y los templos megalíticos en todo el planeta. Algo es cierto, en este momento en este planeta no tenemos la tecnología para hacerlo. Ni las más grandes maquinas pueden construir algo similar, ni siquiera levantar y acomodar piedras de ese tamaño con esa precisión. Cómo se hizo en el pasado es especulación. La realidad es saber que se hizo con una tecnología y conocimiento que ahora estamos redescubriendo.

B. Fuller extrapoló la Matriz de Vector Isotrópico de un empaquetamiento de esferas tangenciales donde el centro de cada esfera está en los vértices de los tetraedros y las esferas se tocan entre ellas. Eso significa que cada tetraedro tiene una esfera alrededor que embona en los puntos de intersección de los tetraedros. Los límites de la esfera se sobreponen y están circunscribiendo los tetraedros, creando lóbulos o pétalos como en la Flor de la Vida en 3D.

Como resultado de esta configuración de solapamiento, el empaquetamiento de esferas llena todo el espacio. Los físicos usualmente describen la unidad de medida del espacio tridimensional con un cubo. Sin embargo parece más natural utilizar unidades esféricas ya que es la forma geométrica más usual encontrada en la naturaleza del Universo.

Sin embargo, para que no haya espacios en el empaquetamiento se tienen que sobreponer las esferas y crear una matriz tridimensional de la Flor de la Vida en relación tetraédrica. De la misma manera que las ondas en la superficie del agua pueden tener patrones estables de onda, las esferas de Planck - esas esferas que tienen una longitud sumamente pequeña del orden de 10 -34 metros, o los osciladores electromagnéticos, podrían también sobre sobreponerse y crear un patrón de onda estacionaria mientras llenan todos los espacios.
Si utilizamos el mismo tamaño de esferas, como lo dicta el radio de Planck, el volumen que las esferas tangenciales empaquetan será más largo que el volumen de las esferas intersectadas. Esto sugiere que la matriz de Unidades Esféricas de Planck, lo que científicamente se llama el Campo de Planck, es por sí mismo el estado de equilibrio de donde todas las dinámicas energéticas surgen.