Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 47: Cuadrados mágicos .


Hemos visto en reiteradas ocasiones que el símbolo de la Tierra es el cuadrado. Esta figura geométrica de cuatro lados iguales es la expresión del concepto de cuaternario y nos transmite inmediatamente la idea de orden, armonía y equilibrio entre las distintas tensiones de sus partes, las que se conjugan y neutralizan en un punto común de donde igualmente emanan de manera permanente (González Federico, 2003).

Sabemos también que el cuadrado en lo tridimensional se convierte en un cubo, y es evidente que este cuerpo constituye un símbolo de lo sólido y un ejemplo nítido de lo que es una estructura. Todas estas imágenes mentales se asocian inmediatamente cuando se trabaja esotéricamente con el cuadrado que es la representación, en el plano, de la Tierra, tomada esta palabra en su sentido más amplio, a saber: las coordenadas espacio-temporales (verticales y horizontales) en donde el ser humano está inscrito, las que también signan y limitan simbólicamente a la figura del cuadrado. En las civilizaciones tradicionales esta figura era sagrada –como su complementaria el círculo– por ser un símbolo transmisor y receptor de las energías-fuerza de lo desconocido, a las que manifiesta, siendo el depositario de una carga mágica poderosa, susceptible de ser transformada y utilizada para diversos fines rituales y cosmológicos.

Casi todos los pueblos y tradiciones han utilizado estos cuadrados mágicos y los han considerado tanto instrumentos de conocimiento, como potentes talismanes capaces de ordenar y también de desatar las indefinidas energías y fuerzas que constantemente están articulando el Cosmos. El más definido de estos mandalas, presente, entre otras tradiciones, en la China, en el Islam, en el esoterismo judío, e igualmente entre los adeptos de la Tradición Hermética, es el que damos a continuación, llamado el cuadrado mágico de 15, o cuadrado natural, en el que la suma de los números de 1 a 9, inscriptos dentro de los casilleros, (ya se haga en sentido vertical, horizontal o diagonal) da siempre 15. A manera de ilustración diremos que la civilización china derivó de esta estructura la organización social y política de su imperio.

Asimismo en la Cábala hebrea estos números son suplantados por las letras de valor correspondiente, abriéndose el campo a toda suerte de imágenes y conceptos relacionados con las palabras y sus raíces, lo que equivale a trabajar con la Ciencia de los Nombres.

Igualmente los alquimistas asociaban cuatro formas de construir numéricamente este cuadrado, con los cuatro elementos, y lo vinculaban con los tres principios esenciales – sal, azufre y mercurio - (tiene tres columnas), que en una continuada danza producen la ilusión de la materia. También los astrólogos han trabajado con estos cuadrados cargados de símbolos numerales, alfabéticos y cosmogónicos, y los han asociado con los planetas y el mapa del cielo (así como los alquimistas con los metales).

... seguir leyendo