Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 51: Geometría Primordial del Diseño: toroide y matriz cubo-octaédrica / dodeca-icosaédrica.


La geometría base de un proyecto depende primero de la conceptualización del mismo y esta geometría se escoge de acuerdo a su función. La función que va a desempeñar una construcción va a determinar los rasgos y características de la geometría empleada. Para ellos tenemos que saber cómo está construido el Universo y cuáles son las leyes que lo operan. El Universo está construido de manera estática y dinámica. El aspecto dinámico del Universo es el doble toroide que genera los flujos energéticos tanto electromagnéticos en su movimiento explosivo como gravitacionales en su movimiento implosivo. El aspecto estático del universo es la matriz doble cubo-octaédrica / dodeca-icosaédrica. Así tenemos la concepción básica del universo que se puede utilizar fielmente o metafóricamente para el diseño. Se puede diseñar un toroide (como en el proyecto de Centro Amma), un doble toroide (como en centro Aiki o el templo Loto del Corazón), o las espirales que del toroide emanan sean espirales levógiras o dextrógiras (como en la Escuela Bioss Lilah Montessori). La función de un diseño pensando en el toroide o en sus abstracciones es la de distribuir y mover el campo electromagnético y gravitacional de la vida orgánica que viva o visite el mismo.

Es muy común encontrar construcciones ortogonales. Esto se debe no solo a la facilidad del acomodo del cuerpo físico en un espacio que dicta las formas cuadradas de una cama, una mesa o un sillón y por lo tanto de una casa o edificio sino también por la resonancia que se genera con la red cuboctaédrica que emana como geometría estática del Universo. El cuboctaedro contiene tanto un cubo o hexaedro como un octaedro. El octaedro lo podemos ver físicamente en las construcciones piramidales a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Las construcciones ortogonales o cubicas son aún más frecuentes en la inmensa mayoría de viviendas, edificios y centros de reunión en las regiones planetarias que se rigen por una filosofía de vida occidental. Por el contrario, las filosofías de vida indígena tienden a construir viviendas circulares ya que tienen una resonancia con el aspecto dinámico toroidal del universo, sus estructuras sociales y familiares son más nómadas que lo son sedentarias. El uso de la propiedad privada como medio para preservar la tenencia de la tierra, de las familias, de la sexualidad, de sus emociones y pensamientos del individuo es reflejado por la arquitectura ortogonal de sus construcciones.

También es cierto que constructivamente es mucho más sencillo y económico en tiempo, materiales y todo tipo de recursos e instalaciones hidráulica, sanitarias y de gas, las construcciones ortogonales ya que el diseño industrial y los prefabricados se han hecho en base a estos criterios. La practicidad para construir cimentaciones, muros y cubiertas rectas hace que la mano de obra se especialice en ello. La estética moderna ha acostumbrado al ojo a ver purismos lineales como sinónimo de elegancia, practicidad y refinamiento. Aunque en la Naturaleza no existan las líneas rectas. Es en estos mundos arquitectónicos ortogonales donde vivimos, donde transcurrimos la gran mayoría de nuestro tiempo. Y estos edificios nos forman, nos transmiten ondas de forma. Nos moldean el pensamiento, las emociones, la sexualidad, hacia las formas que rigen la psicología ortogonal: la acumulación de energía. La acumulación de bienes de capital y consumo. Para eso usa el Universo la matriz cuboctaédrica, para sostener, para acumular. Algunos físicos le llaman interferencia destructiva de ondas, sin embargo, no es que las ondas se destruyan como vimos anteriormente, simplemente tienen la misma onda de forma y por lo tanto se cancelan, parece que no existen.

... seguir leyendo