Arqka Arquitectura Biológica y Geometría Sagrada



Sigue

Extracto del libro "Arqka Arquitectura Biologica y Geometria Sagrada" de Arturo Ponce de León, Ninón Fregoso y Michael Rice" Adquierelo aquí

®Todos los derechos reservados. Autor del documento: Arturo Ponce de León para Arqka México. Colaboración: Ninón Fregoso.Se autoriza la reproducción del material contenido en este sitio siempre y cuando se cite la fuente y se respete la integridad del texto.

Artículo 54: Templo Loto del Corazón:

Análisis geométrico y semiótico. Proyecto diseñado con los principios de la Arquitectura Biológica y la Geometría Sagrada.

El propósito del proyecto templo Loto del Corazón es proporcionar un espacio de transformación donde las necesidades diversas y esenciales del Ser Humano, puedan ser trascendidas. Está basado en la estructura principal de donde surge toda la vida, una doble dona toro. Así como en la pirámide de Giza que solo podemos ver una cara del octaedro, aquí tenemos a la vista hacia el cielo una dona, e internamente en el útero de la tierra se encuentra la otra. Un fractal de la geometría de la vida. ¡Como es arriba es abajo!

Toda la estructura de doble toroide está coronada y rodeada de un gran loto, donde cada uno de sus pétalos está creado con la geometría real de la espiral aurea y la geometría del corazón, construido en madera, cobre y cuarzo. El templo es un análogo de la geometría del campo electromagnético del corazón humano y es un capacitor viviente. El templo se eleva una altura de 9.21 metros y todo su crecimiento se desarrolla dentro de la proporción aurea y la geometría del Vector de Equilibrio antiguamente conocido como el Sri Yantra.

Los muros alternos de madera y aislante formados por las espirales áureas permiten que se cree internamente un campo de capacitancia. Esto facilita que las células del cuerpo humano puedan comunicarse con el campo electromagnético de la tierra y el cielo. La parte superior representa las aguas primordiales y vemos desde la entrada dos ángeles custodiando que simbolizan las dos hélices de nuestro ADN. La parte subterránea representa el fuego primordial, un fuego azul, el fuego del espíritu, la llama de la vida. Y todos los muros están estofados con 8 murales que representan las primeras formas celulares de la vida orgánica.

... seguir leyendo